Es muy importante realizar actividades que estimulen la actividad cerebral y nos mantengan mentalmente activos como leer, escribir, memorizar números de teléfono o hacer crucigramas.

El pasado lunes, 2 de octubre, se celebró la Semana del Cerebro 2017, una iniciativa organizada por la Sociedad Española de Neurología (SEN) y su Fundación del Cerebro que, bajo el lema ‘Tu cerebro es vida, cuídalo’, quiere ayudar a prevenir las enfermedades neurológicas entre la población.

Desde la entidad insisten en la importancia del cerebro en nuestro día a día, ya que es uno de los órganos más importantes de nuestro cuerpo y, por lo tanto, requiere de una serie de hábitos para su correcto funcionamiento.

Aquí os ofrecemos siete claves ejercitar el cerebro y evitar enfermedades neurológicas como el ictus o el Alzheimer, que son dos de las principales causas mortalidad y discapacidad. Y todo ello sin olvidarnos de otras dolencias, como la epilepsia, el parkinson, la esclerosis múltiple o las enfermedades neuromusculares, que también son muy incapacitantes y suponen un grave problema socio-sanitario.

Siete claves saludables:

  • Dieta equilibrada. En nuestra alimentación hay que comer sano y comer de todo, pero evitando el exceso de grasas animales y de sal y potenciando el consumo de frutas y verduras.
  • Realizar actividades que estimulen la actividad cerebral y te mantengan mentalmente activo como leer, escribir, memorizar números de teléfono, participar en juegos de mesa, realizar actividades manuales, completar crucigramas…
  • Aprender y practicar un nuevo idioma también mantiene activo nuestro cerebro, ya que hay que memorizar muchas palabras y expresiones desconocidas.
  • Hacer deporte de forma regular. Es importante realizar algún tipo de actividad física, como fútbol, natación, tenis, atletismo o simplemente vale con disfrutar de uno o dos paseos diarios de al menos 30 minutos.
  • Potenciar las relaciones sociales y afectivas. Hay que fomentar el contacto con los demás, acudiendo a fiestas, encuentros o celebraciones varias, para evitar, en la medida de lo posible, la incomunicación, el aislamiento social y el estrés.
  • Hábitos de vida saludable. Uno de los aspectos más importantes para mantener sano nuestro cerebro es evitar el consumo de alcohol, tabaco y drogas.
  • Controlar la hipertensión. La tensión alta es el principal factor de riesgo de enfermedades cerebrovasculares como el ictus.

Con estos consejos conseguiremos mantener nuestro cerebro en buena forma y evitaremos enfermedades que pueden llegar a ser muy incapacitantes.

De: S. Pelegrin/Heraldo.es