Los medicamentos forman parte de la vida cotidiana de los afectados por esclerosis múltiple (EM); muchos tienen que tomar varios comprimidos al día para combatir los síntomas. Pero cada vez hay más personas con EM que deciden complementar su tratamiento con productos naturales. Una buena opción son las plantas medicinales, que se han utilizado desde los orígenes de la humanidad con finalidades terapéuticas. Hay un amplio abanico de posibilidades y el consumidor puede escoger aquella que más le convenga según las propiedades curativas de la misma. Aunque hay que estar atento; algunas pueden llegar a ser perjudiciales dependiendo de la dosis que se tome, de la calidad de la preparación herbácea, de la posible interacción con medicamentos o de la propia fisiología del paciente. A continuación presentamos 6 plantas medicinales que pueden interesar a los afectados por EM:

1.Ginkgo biloba

Producto para mejorar las funciones cognitivas

Originario de una de las especies de árbol más antiguas del planeta, se ha utilizado en China como remedio casero desde tiempos inmemoriales. Tiene propiedades antioxidantes y es capaz de inhibir una sustancia conocida como “factor de activación de plaquetas”.

La principal propiedad del gingko biloba es la capacidad de mejorar las funciones cognitivas, tanto de personas saludables como de personas con demencia, aunque no tiene efecto ni en la atención ni en la memoria.

También hay quien dice que es positivo para combatir la fatiga. Hay que advertir que los científicos no se ponen de acuerdo para validar estas afirmaciones y que no hay estudios que demuestren efectos positivos en la mejora de las disfunciones cognitivas ni en la prevención de posibles recaídas de los afectados por EM. El principal efecto negativo del ginkgo biloba es que puede impedir la coagulación sanguínea. Por lo tanto, no se aconseja su consumo en caso de sufrir trastornos hemorrágicos, en caso de estar tomando medicación anticoagulante o si se ha pasado por el quirófano recientemente.

2.Echinacea

Producto para fortalecer el sistema inmunitario (y prevenir catarros)

Planta con flor originaria de América del Norte que forma parte de la familia de las asteráceas. De las especies conocidas, la más estudiada es la echinacea purpurea. Se le atribuye la capacidad de fortalecer las defensas del cuerpo y, por tanto, de reducir los síntomas de algunas infecciones víricas, como son los catarros. Las personas afectadas por EM pueden usarla para prevenir este tipo de infecciones, que en algunos casos son las causantes de posibles recaídas o del agravamiento de los síntomas. A pesar de eso, no existe una conclusión definitiva al respecto y hay muchos estudios que no están de acuerdo con las propiedades que se le atribuyen. Uno de los principales efectos adversos es que la echinacea tiene la capacidad de estimular el sistema inmunológico (cosa poco conveniente entre los afectados por EM), pero no existen estudios que demuestren que puede suponer un riesgo entre los que sufren esa enfermedad.

3.Hipérico, corazoncillo o hierba de San Juan

Antidepresivo

Planta de la familia de las clusiáceas, de flor amarilla y que crece en la mayor parte del globo. Se utiliza generalmente como antidepresivo (sólo en casos de depresión leve) y acostumbra a ser bien tolerado por todo el mundo. Al mismo tiempo, tampoco se le conocen efectos secundarios. Por tanto, los afectados por EM no tienen que preocuparse por el hecho de que pueda afectar su sistema inmunológico si no están tomando unos medicamentos específicos.

Este es el principal riesgo de la hierba de San Juan: que puede interactuar negativamente con algunos medicamentos que se utilizan para tratar enfermedades coronarias, ataques de epilepsia, con varios tipos de cáncer, depresión, así como con las pastillas anticonceptivas.

Los más comunes con los que interactúa son: l’alprazolam (Xanax®), la carbamazepina (Tegretol®), la imipramina (Tofranil), el fenobarbital y la fenitoína (Dilantin®), la primidona (Mysoline®) y diferentes tipos de antidepresivos, entre los cuales antidepresivos tricíclicos, como la nortriptilina (Pamelor®) y la amitriptilina (Elavil®), inhibidores selectivos de recaptación de la serotonina, como la fluoxetina (Prozac®), el paroxetine (Paxil®) y la sertralina (Zoloft®), así como inhibidores de la monoaminooxidasa. Si un afectado por EM desea tomar hierba de San Juan se le recomienda que hable previamente con un médico.

 4.Valeriana

Producto que ayuda a conciliar el sueño

Planta herbácea que produce flores blancas o rosáceas, con raíz olorosa (hay quien conoce esta planta con el nombre “cerveza de raíz”) y que se utiliza como somnífero. Muy recomendable para afectados por EM que tengan dificultades para dormir o sufran fatiga. Normalmente es bien tolerada y no tiene efectos secundarios. A pesar de todo, no se han realizado estudios sobre posibles efectos inmunológicos y los afectados por EM tienen que ser conscientes de que, aunque pueda ayudar a conciliar el sueño, tomar valeriana con asiduidad también puede incrementar la sensación de fatiga a causa de sus efectos sedantes. Al mismo tiempo, también puede incrementar los efectos sedantes de varios medicamentos, entre los cuales el diazepam (Valium®), el baclofeno (Lioresal®) y la tizanidina (Zanaflex®).

5.Ginseng

Producto antiestrés, revitalizante y antianémico

Planta del género Panax que crece en regiones asiáticas y americanas del hemisferio norte. Es una planta herbácea de flores púrpuras, que tiene un fruto en forma de drupa y que cuenta con una raíz gruesa y carnosa. Los chinos hace siglos que utilizan la raíz del ginseng para aprovechar sus propiedades estimulantes. Muchas personas también la toman para combatir la fatiga, controlar la presión arterial o estimular el sistema nervioso central. Con todo, no hay evidencias que nos permitan asegurar que el ginseng tiene beneficios terapéuticos y no se han realizado estudios que demuestren que tenga efectos positivos en la salud de los afectados por EM, aunque siempre existe el riesgo de que pueda estimular el sistema inmunológico.

6.Arándanos rojos

Producto para tratar infecciones urinarias

Arbusto que tiene un fruto rojizo y que crece en zonas pantanosas de América del Norte. Conocido en inglés como “cranberry”, no hay que confundirlo con los “arándanos” o los “mirtilos”. Se utiliza mucho para elaborar zumos, salsas, mermeladas y también decoraciones estacionales. Al mismo tiempo, son muchos los que los utilizan para prevenir o tratar infecciones urinarias.

Según varios estudios, los arándanos rojos tienen la capacidad de eliminar las bacterias que hay en las vías urinarias; eso se debe a dos componentes: la fructosa y la prociadinina.

No se le conocen muchos efectos secundarios si bien existe algún estudio que indica que puede interaccionar con la warfarina (Coumadin®), un medicamento que se toma para tratar o prevenir los coágulos sanguíneos. En caso de que un afectado por EM tenga una infección urinaria, es aconsejable recibir tratamiento antibiótico; los arándanos rojos son un complemento que puede ser útil sólo en algunos casos.

Las plantas medicinales en algunos casos pueden ser un buen complemento de la medicación para reducir los síntomas de la enfermedad. Hay todo tipo de plantas y para todos los gustos. Sólo hay que saber escoger la más adecuada en cada caso y comprobar si tiene efectos beneficiosos para nuestra salud.

De: Vitamins, minerals and herbs in MS www.nationalmssociety.org Disponible en: www.nationalmssociety.org/NationalMSSociety/media/MSNationalFiles/Brochures/Brochure-Vitamins,-Minerals,-and-Herbs-in-MS_-An-Introduction.pdf